Publicado el

Cara: ser; sello: no ser — Historias Furtivas

Mi última decisión fue lanzar al aire la moneda que, en este preciso instante, decide por mí. Gracias a ella, mi vida se ha simplificado al punto de que nada me inmuta, me conmueve, ni me hace pensar y aquellos asuntos que antes no me dejaban dormir, ahora, por el contrario, me inducen al sueño, […]

a través de Cara: ser; sello: no ser — Historias Furtivas

Deja un comentario